Las Dolorosas Concesiones

Las Dolorosas Concesiones

“Hasta que apunte el día, y huyan las sombras, vuélvete, amado mío; sé semejante al corzo, o como el cervatillo sobre los montes de Beter.”

I. REPASO

A. En los versículos anteriores, la doncella recibió una nueva revelación de Jesús como el Rey o “Señor de todo” que conquistó las montañas. Jesús se presenta semejante a una gacela que salta victoriosamente sobre las montañas.
Cnt. 2:8-9a “¡La voz de mi amado! He aquí él viene saltando sobre los montes, brincando sobre los collados. 9 Mi amado es semejante al corzo, o al cervatillo…”

B. Jesús la llamó a levantarse e ir con Él a los montes (lugares altos). Esto conllevaría aceptar nuevas tareas que requerirían una nueva medida de fe y obediencia. Esto desafió su seguridad y su comodidad.
Cnt. 2:10 “Mi amado… me dijo: Levántate, oh amiga mía [mi amor], hermosa mía, y ven.”

C. En su oración inicial, la doncella había clamado a Jesús, “Atráeme; en pos de ti correremos” (Cnt. 1:4) y por eso Jesús la estaba llamando fuera de su zona de comodidad a un nuevo lugar en el Espíritu para que ella pudiera experimentar una asociación más profunda con Él.

D. En medio de esta historia se escucha la voz del Espíritu Santo mandando que sean atrapadas las zorras pequeñas que echan a perder las vides que están a punto de dar fruto. Esto quiere decir conquistemos aquel pecado que no es tan evidente en nuestras vidas pero que nos estorba para dar un mejor fruto.

II. LAS DOLOROSAS CONCESIONES

A. v.2:17 “vuélvete, amado mío” La doncella no obedece al llamado de levantarse sino que le dice a Jesús que se vuelva y valla a los montes sin ella. Debido a su inmadurez espiritual, no rebelión; ella se rehúsa a levantarse. En este texto, Jesús estaba contestando su oración para que ella cazara la “zorra de temor” en su vida.

B. “sé semejante al corzo” Con gran tristeza vemos que ella le dice a su amado que debe marcharse, para seguir su curso como el venado que va brincando las montañas. Al final de Cantares, ella clama a Jesús de nuevo para que sea como una gacela o un cervatillo (Cnt. 8:14) pero esta vez ella ya va con Él.

C. “huyan las sombras” La novia reconoce la oscuridad en su corazón. Estas áreas en su vida que no están completamente en la luz. El despuntar del día o el amanecer es el tiempo en el que permitimos que la verdad de Dios transforme las sombras oscuras o las áreas grises de su vida. Fuimos hechos nuevas criaturas para vivir en los lugares altos con Jesús en la devoción extravagante no para permanecer estancados en nuestro caminar en Dios.

D. En Cnt. 4:6, ella eventualmente lo va a obedecer, levantándose para ir con Jesús a las montañas porque ella finalmente comprende que su pecado hará que el fruto de su viña sea destruido, o que haya desconexión en su intimidad con Dios. Jesús se retira y continúa hacia delante por una temporada. Él honra nuestra decisión voluntaria de retirarnos. Nuestra relación con Jesús está basada en amor voluntario no en un servicio forzado.

E. “Sobre los montes de Beter” La palabra “Beter” en hebreo signifi ca “separación”. Ella reconoce que habrá una separación en el momento en que Jesús se marche a “los montes de separación”. En Cnt. 3:1, Él se separa de ella hasta que la doncella se arrepienta y clame a Él en obediencia (Cnt.3:2).

F. Por otra parte ella sabe que el hecho de que sea débil no significa que su amor por Jesús sea falso. Ella continua llamándolo “amado mío”

III. CUATRO DECLARACIONES DE PROGRESIÓN

A. Hay cuatro momentos en Cantares donde veremos una frase repetida. El Señor está produciendo una progresión de madurez en su vida y es importante observar estos versículos para entenderlos.

B. El Cantar describe su progresión desde el ser egocéntrica hasta estar centrada en Dios, en cuatro declaraciones clave. Ella cambia y redefine su experiencia cuatro veces a través del libro. Comienza, siendo tímida, y concluye con un enfoque maduro en Dios. Podemos seguir su proceso de madurez a través del Cantar viendo de estas cuatro declaraciones las cuales están en lugares estratégicos (1:14; 2:16; 6:3; 7:10):

  1. Su enfoque inicial está en su propio deleite espiritual. Esto es aceptable para Jesús como un lugar de comienzo en la gracia de Dios. Su único enfoque es que es amada y que su herencia está en Él. En esta etapa ella no tiene mucha consideración por la herencia de Jesús en ella (Ef. 1:18).
    Cnt. 1:13-14 “Mi amado es para mí… 14… es para mí mi amado.”
  2. En su segundo enfoque, la joven dice, “Él es mío, me pertenece, sin embargo, ahora me doy cuenta de que le pertenezco a Él”. Ella añade una nueva dimensión de la propiedad de Jesús sobre su vida. Ahora ve la necesidad de amar a Jesús porque ella es Su herencia. Sin embargo, en esta etapa de madurez esto es todavía su preocupación secundaria.
    Cnt. 2:16 “Mi amado es mío, y yo suya…”
  3. En su tercer enfoque, ella dice las mismas palabras que en 2:16, sin embargo cambia el orden de las mismas. Dice: “Le pertenezco a Él y continúo reconociendo que Él es mío. Yo soy de Mi amado y Él es mío”. Esta tercera progresión dice las mismas dos verdades pero su orden cambia. Ella dice, “Su agenda es primero y mi agenda esta en segundo lugar”. La doncella invierte la prioridad de su inquietud. La herencia de Jesús en ella es lo primero en su corazón. La herencia que ella tiene en Él es vital, pero está en segundo lugar. Cnt. 6:3 “Yo soy de mi amado, y mi amado es mío;”
  4. En su cuarto y final enfoque ella dice, “Le pertenezco y lo que Él anhela es en lo que yo me enfoco. El hecho de que Su anhelo es por mí me hace anhelar estar segura de que soy 100% suya. Me posee enteramente. Sus anhelos son lo que más me interesa”. Cnt. 7:10 “Yo soy de mi amado, Y conmigo tiene su contentamiento.”

IV. RESPUESTA DEL SEÑOR

A. Ante el rechazo de la doncella a obedecer el Señor la disciplina amorosamente retirando Su presencia manifiesta de su corazón. Él no está enfadado con ella, pero si desea celosamente que tenga Sus mismos valores, como una Novia madura, para que pueda caminar en una asociación profunda con Él.

B. El Padre nos ama demasiado como para permitir que nos quedemos cortos en ser la novia gloriosa y madura de Cristo. Jesús hizo esto por su bien espiritual. El Señor quita nuestras manos de cosas que nos mantienen atados. El costo de la obediencia es alto, sin embargo, el costo de la desobediencia es aún más alto. Negarnos a obedecer el liderazgo del Espíritu Santo es costoso y por otra parte vale la pena vivir una vida guiada por el Espíritu Santo.

C. El Señor retira la sensación de Su presencia del corazón de Sus amados por varias razones:

1. Para alertarnos de la seriedad de nuestro pecado, el cual se rehúsa a abrazar de una forma más profunda el liderazgo del Espíritu Santo.
2. Para humillarnos de una manera tal que haga que nos demos cuenta de nuestra necesidad de Él.
3. Para despertar en nosotros un hambre profunda por Jesús.

D. Debemos confiar en que Dios, en Su amor por nosotros, manifestará Su celo por nosotros. Esto es lo que pasando en este tiempo, detrás de los acontecimientos actuales, el celo de Dios requiere que vivamos en obediencia incondicional. Dios insiste celosamente en aquello que profundiza nuestra relación y que a su vez resulta nuestro crecimiento.
Stg. 4:5 “¿O pensáis que la Escritura dice en vano: El Espíritu que Él ha hecho morar en nosotros nos anhela celosamente?”

V. DISCIPLINA DE DIOS NO ES LO MISMO QUE SU RECHAZO
A. El mensaje de Cantares es que Dios se agrada de nosotros aun en nuestra debilidad. No obstante, esto no significa que el Señor aprueba todo lo que hacemos. Dios corrige las áreas de nuestra vida que desaprueba para quitar todo lo que obstaculice el amor en nosotros, esto se conoce como la
santifi cación.
Heb. 12:10 “pero éste [el Padre Celestial nos disciplina] para lo que nos es provechoso, para que participemos de su santidad.”

B. Cuando el Señor nos disciplina nos está revelando Su desagrado con un área de nuestra vida. Esto no es lo mismo que el desagrado de Dios con nosotros como persona. Dios puede sentir desagrado hacia cierto comportamiento en nuestras vidas sin despreciarnos como persona. Algunos confunden la disciplina divina con el rechazo divino, sin embargo, esto es una prueba de Su amor. Dios aborrece el pecado pero se deleita en aquellos que Él disciplina (Heb. 12:6).
Pr. 3:12 “Porque Jehová al que ama castiga, como el padre al hijo a quien quiere.”

C. Jesús reprende, y al mismo tiempo ama a los creyentes que necesitan arrepentimiento. Luego invita a estas mismas personas a sentarse junto con Él en Su trono.
Ap. 3:19, 21 “Yo reprendo y castigo a todos los que amo; sé, pues, celoso, y arrepiéntete… 21 Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono…”

D. Ser disciplinados significa que le importamos a Dios y que no se ha dado por vencido con nosotros. Es algo terrible “salirse con la suya” en el pecado, porque quiere decir que Dios está entregando a esa persona a su propio mal.
Ro. 1:24 “…Dios los entregó a la inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones…”
1 Co. 11:32 “mas siendo juzgados, somos castigados por el Señor, para que no seamos condenados con el mundo.”

E. Dios siente el dolor de aquellos que disciplina y continúa considerándolos como Sus amados.
Is.63:9 “En toda angustia de ellos él fue angustiado… en su amor y en su clemencia los redimió…”
Jer. 12:7 “…he entregado lo que amaba mi alma en mano de sus enemigos.”

F. Cuando descuidamos confrontar el pecado en nuestro corazón honesta y completamente, no somos menos amados por Dios, no obstante, sufrimos pérdidas en varias maneras. Minimizamos nuestra habilidad de experimentar el gozo de nuestra salvación, el espíritu de revelación, la comunión divina, y el recibir los galardones eternos.

VI. PREGUNTAS DE REFLEXIÓN

1. ¿Consideras que te has rehusado a avanzar a etapas más profundas con el Señor? Explica
2. ¿En que aspectos piensas que has madurado en tu caminar con Dios?
3. ¿Consideras que la agenda de Dios es mas importante que la tuya para ti? Explica
4. ¿Cómo ha sido la disciplina de Dios en tu vida?

Share

Other Sermons In This Series

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *